Su velocidad al caminar puede estar relacionada con el riesgo de enfermedad cardíaca - Remedios caseros
Salud

Su velocidad al caminar puede estar relacionada con el riesgo de enfermedad cardíaca

La actividad física tiene un efecto positivo sobre el factor de riesgo cardiovascular y dicho esto, qué mejor manera que caminar para mantenerse en forma. ¿Preguntándome por qué? Eso es porque caminar es un ejercicio cardiovascular que nos ayuda a mantener el peso, los niveles de colesterol y ayuda al fortalecimiento de los huesos. Además de eso, caminar reduce el riesgo de problemas cardíacos entre un 20 y un 25 por ciento en las mujeres posmenopáusicas.

Hay investigaciones que citan la relación entre el ritmo al caminar y las enfermedades cardíacas, indicando que la estadía de hospitalización fue menor en los caminantes rápidos en comparación con los caminantes lentos o intermedios. Aproximadamente el 50 por ciento de las personas que caminaban lentamente ingresaron en los hospitales una vez cada 3 años, sin embargo, el 40 por ciento de las personas con una velocidad de caminar intermedia ingresaron en los hospitales una vez cada 3 años, y esta tasa es tan baja como el 30 por ciento en los que caminaban rápido.

10 principales beneficios para la salud de caminar:

  1. Ayuda a mantener el colesterol, aumentando el colesterol bueno y reduciendo el malo.
  2. Caminar ayuda a controlar la diabetes .
  3. Caminar ayuda a controlar el peso, reduciendo así la presión sobre las articulaciones.
  4. Ayuda a mejorar el sistema cardiovascular.
  5. Ayuda en la osteoporosis y fortalece los huesos.
  6. Controla la presión arterial.
  7. Mejora la resistencia.
  8. Ayuda a reducir los peligros de un derrame cerebral.
  9. Ayuda a la aptitud pulmonar.
  10. Ayuda a combatir el estrés.

¿Cómo afecta la velocidad al caminar el riesgo de enfermedad cardíaca?

Caminar, como comentamos, es de tres tipos. Caminar a paso ligero, cuya velocidad es de aproximadamente 5 km en una hora; Caminata intermedia, cuya velocidad es de aproximadamente 3 km en una hora; y Caminata lenta, cuya velocidad es de 2 km en una hora.

Beneficios de caminar rápido:

Caminar a paso ligero es muy recomendable para la salud del corazón, ya que ayuda a perder 800-850 Kcal por semana. Además, reduce a la mitad el riesgo de insuficiencia cardíaca . Se ha observado que los caminantes rápidos son moderadamente activos en actividades de ocio como beber moderadamente, fumar menos o reducir el tabaquismo, lo que ayuda a controlar la obesidad. Cabe señalar que caminar y correr a paso ligero genera la misma energía y hace que uno pierda la misma cantidad de calorías.

La alta velocidad al caminar también ayuda a controlar la diabetes tipo 2. Una persona con diabetes se vuelve propensa a desarrollar enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares. Al caminar, se puede controlar la diabetes y, por tanto, las posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

  • Caminar a paso ligero ayuda a perder grasa visceral que se encuentra alrededor de órganos como el hígado y el riñón. Esta grasa crea problemas como agrandamiento del hígado, hígado graso, problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Caminar a paso ligero se asocia con la mejora de los lípidos de alta densidad que son el colesterol bueno en comparación con la velocidad lenta.
  • También ayuda a reducir la grasa abdominal y controla la obesidad en un 5 por ciento.
  • Caminar a paso ligero es beneficioso durante el embarazo, ya que ayuda a mejorar la condición corporal general y prepara el cuerpo para los dolores de parto.
  • Aquellos que prefieren caminar rápido tienen menos estadía en el hospital en comparación con los caminantes intermedios o lentos. Las personas que caminan rápido tienen entre un 35 y un 40 por ciento de menos posibilidades de hospitalización.
  • Caminar rápidamente ayuda a mejorar la salud de las arterias, disminuyendo así las posibilidades de problemas cardiovasculares.

Beneficios de caminar despacio:

Caminar lentamente puede reducir el colesterol y los lípidos de baja densidad. Ayuda a controlar el peso en el grupo de edad avanzada, ya que la obesidad puede provocar insuficiencia cardíaca. Caminar más despacio puede ayudar a perder peso de manera efectiva en comparación con caminar rápido con un impacto mínimo en las articulaciones. Caminar a paso ligero puede causar dolor en las articulaciones, especialmente en personas osteoporóticas y esto puede romper la regularidad y aumentar los problemas cardíacos debido al aumento de peso, colesterol y diabetes.

Para resumir:

Caminar a paso ligero al menos 5 días a la semana ayuda a reducir los problemas cardiovasculares. Los caminantes rápidos son dos veces más propensos a morir por problemas cardíacos en comparación con los caminantes lentos debido a la falta de aire o la fatiga, pero, de lo contrario, se prefiere caminar a paso ligero ya que las posibilidades de hospitalización son menores debido a sus beneficios. El ritmo al caminar puede ser un indicador de muerte relacionada con el corazón.

Consejos y precauciones generales para caminar:

  1. Trate de evitar caminar al aire libre en climas extremos. El clima cálido y húmedo puede obstaculizar la circulación, provocando dolores en el pecho.
  2. Empiece lentamente al reiniciar la marcha después de las vacaciones.
  3. Deje de caminar cuando sienta cansancio excesivo o falta de aire.
  4. Deje de caminar cuando sienta palpitaciones del corazón. Controle el pulso después de 15 minutos de descanso. Si aún siente que los latidos del corazón están por encima de 120, consulte al médico.
  5. No camine si siente dolor en la mandíbula, el pecho, el cuello y el brazo.
  6. Los pacientes diabéticos deben comer un poco en el medio si sienten algún mareo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: