Manejo y tratamiento de la parálisis - Remedios caseros
Salud

Manejo y tratamiento de la parálisis

La parálisis puede ser una condición debilitante para los pacientes que no están acostumbrados a ella. Tanto los pacientes como sus familias deben conocer las múltiples facetas del manejo de la parálisis, incluida la prevención de la depresión. En este artículo, exploraremos varias técnicas de manejo y tratamiento de la parálisis que pueden ayudar a los pacientes a vivir una vida más independiente.

¿Qué es la parálisis?

La parálisis se refiere a la incapacidad del paciente para mover una parte del cuerpo. Esta condición puede afectar una sola área del cuerpo o múltiples áreas. La parálisis puede ocurrir en la cara, una o ambas extremidades, un lado del cuerpo o las manos. Puede hacer que los músculos se vuelvan rígidos y sufran espasmos o hacer que el área afectada se vuelva flácida. Algunos pacientes también pueden experimentar entumecimiento, sensación de hormigueo o dolor.

Es importante tener en cuenta que, a veces, la parálisis puede ser temporal y puede desaparecer por sí sola. En otras ocasiones, la afección puede ser permanente y los pacientes deben aprender a vivir con la afección.

¿Qué causa la parálisis?

Algunas de las causas comunes de la parálisis incluyen las siguientes:

  • Accidente cerebrovascular : el desarrollo de debilidad repentina en un lado específico de la cara y el cuerpo puede deberse a un accidente cerebrovascular.
  • Parálisis de Bell: el desarrollo de debilidad repentina en un lado específico de la cara, acompañado de dolor en el oído, puede deberse a la parálisis de Bell.
  • Esclerosis múltiple: el desarrollo de debilidad en los brazos, piernas y cara que aparece y desaparece puede ocurrir debido a la esclerosis múltiple. Estos síntomas de parálisis también pueden ocurrir debido a hipopotasemia, parálisis periódica y miastenia gravis.
  • Lesión o traumatismo grave: una lesión en la cabeza o la columna vertebral puede provocar parálisis.
  • Parálisis del sueño: esta es una forma temporal de parálisis que ocurre después de que el paciente se despierta o cuando se duerme.
  • Tumor cerebral: esto conduce a una forma lenta y gradual de debilidad en el cuerpo.
  • La distrofia muscular, la enfermedad de Lyme, la paraplejía espástica y las infecciones posteriores a la polio son otras causas de parálisis menos comunes.

Manejo y tratamiento de la parálisis:

El manejo y tratamiento de la parálisis depende de las causas detrás de la parálisis. Sin embargo, algunos de los planes de tratamiento y manejo superpuestos incluyen lo siguiente:

Equipo de movilidad:

Los pacientes que padecen parálisis en las piernas necesitan equipos de movilidad para facilitar el movimiento. Según lo avanzada que esté la parálisis, pueden usar cualquiera de los siguientes:

  • Bastones: los bastones son ideales para pacientes con parálisis leve, ya que ayudan a fortalecer y mantener la confianza del paciente. Proporcionan apoyo adicional y equilibrio, lo que puede hacer que caminar sea un proceso menos difícil.
  • Bastidores para caminar: los bastidores para caminar son otro equipo que ayuda a los pacientes a conservar la confianza en sí mismos y la independencia. Ofrece más apoyo que los bastones tradicionales y puede ayudar a los pacientes a moverse con mayor comodidad.
  • Sillas de ruedas: Los pacientes que no pueden caminar debido a una parálisis severa en las piernas pueden usar sillas de ruedas para facilitar su movilidad. Mientras que algunas sillas de ruedas requieren un asistente para empujar, otras están equipadas con baterías que les permiten moverse.

Fisioterapia:

La fisioterapia se usa para mejorar la función muscular general y la fuerza ósea, y puede ser un tratamiento eficaz para la parálisis cuando los médicos consideran que la afección es reversible. Se usa con mayor frecuencia para tratar la parálisis que resulta de un accidente cerebrovascular, la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple.

La fisioterapia para la parálisis puede incluir tres enfoques principales:

  • Educación: este enfoque incluye educar al paciente sobre las actividades físicas y los hábitos que pueden afectar aún más su condición.
  • Ejercicio: este enfoque incluye enseñarle al paciente ejercicios diseñados para fortalecer el músculo y el hueso, y mejorar la movilidad y función del área afectada.
  • Terapia manual: este enfoque incluye que el fisioterapeuta use sus brazos para aliviar la rigidez, el dolor y otros síntomas. Esto ayuda a mejorar la movilidad general.

A veces, los fisioterapeutas también pueden recomendar terapias alternativas como hidroterapia y acupuntura para ayudar a los pacientes a mejorar.

Terapia ocupacional:

La terapia ocupacional es uno de los aspectos más esenciales del manejo y tratamiento de la parálisis. Esto se debe a que se enfoca en agregar elementos a la vida del paciente con el objetivo de facilitar las tareas diarias. Esto contribuye en gran medida a facilitar la vida del paciente.

Medicamento:

Los médicos pueden recetar ciertos medicamentos para aliviar los síntomas de la parálisis, como dolor, rigidez y malestar. Estos medicamentos no son curas, por ejemplo. Se dan desde una perspectiva de gestión.

Parálisis y depresión:

La parálisis y la depresión a menudo están relacionadas, ya que los pacientes con parálisis desarrollan diversos grados de depresión debido a su incapacidad para moverse. Si bien los casos leves de los mismos pueden presentarse con síntomas que la familia y los amigos pueden identificar (como tristeza, irritabilidad, fatiga e ira), los casos más graves a veces pueden ser más difíciles de detectar. Sin embargo, algunos de los síntomas de la depresión a tener en cuenta incluyen:

  • Insomnio
  • Pensamientos o acciones suicidas
  • Una sensación de fatalidad
  • Irritabilidad
  • Pérdida de interés en pasatiempos.
  • Pérdida de interés en el autocuidado.
  • Abuso de sustancias

La depresión es una condición tratable. Los pacientes deben visitar a un psicólogo y psiquiatra para terapia de conversación y medicación con el fin de controlar esta enfermedad. La depresión es muy grave y no debe ignorar sus síntomas si nota que su ser querido está lidiando con ellos.

Conclusión:

La parálisis puede ser muy difícil de aceptar. Sin embargo, con la perspectiva y el manejo de la enfermedad, los pacientes pueden aprender a vivir una vida muy satisfactoria. El manejo y el tratamiento de la parálisis es a menudo lo que más ayuda a los pacientes cuando se enfrentan a esta afección.

Leave a Comment