¿Un intestino sano conduce a un sistema de inmunidad fuerte? - Remedios caseros
Salud

¿Un intestino sano conduce a un sistema de inmunidad fuerte?

Los alimentos que se ingieren dan energía que las células del cuerpo utilizan para crecer y proliferar. La digestión es el proceso vital más importante y el tracto gastrointestinal depende de las bacterias intestinales para su perfecto funcionamiento. Curiosamente, la investigación médica ha demostrado que el sistema digestivo y el sistema inmunológico están interconectados de tal manera que para que uno funcione bien, el otro también debe estar sano.

El tracto gastrointestinal

El tracto GI comprende todos los órganos desde la boca hasta el intestino grueso que ayuda en la ingestión de alimentos y la absorción de agua y otros nutrientes de los alimentos. Hay muchos factores que afectan el sistema digestivo:

  1. Intolerancia a la comida
  2. Infección del estómago o intestinal
  3. Alergias

El sistema inmune

El sistema inmunológico es responsable del desarrollo de un cuerpo fuerte para combatir las infecciones y prevenir que contraiga enfermedades. El sistema se compone de células inmunes gastrointestinales que secretan células de linfocitos para atacar cuerpos extraños. Estas células inmunes intestinales y la microflora previenen el crecimiento de microbios y luchan contra los patógenos y toxinas que se ingieren junto con los alimentos.

Lea también un intestino sano: un secreto superior para una piel radiante

¿Cómo están conectados?

Así es como están conectados:

  1. Cuando uno sufre de estómago débil o sensibilidad a los alimentos, tiene una digestión deteriorada.
  2. Esto puede provocar diarrea o infecciones crónicas del tracto gastrointestinal como el SII o la EII, en las que las bacterias intestinales se destruyen por completo y las células inmunitarias gastrointestinales se debilitan.
  3. Esto conduce a un intestino desequilibrado que da como resultado un sistema inmunológico comprometido.
  4. Por lo tanto, resulta difícil combatir las infecciones, por lo que el sistema digestivo necesita tiempo para repararse y volver a la normalidad.

¿Cómo mantener un intestino sano y un sistema digestivo fuerte?

El intestino es una casa de millones de bacterias buenas. La flora intestinal siempre debe mantenerse en un nivel equilibrado para que el tracto digestivo y el sistema inmunológico funcionen bien. Para mantener un intestino sano, se puede:

  1. Consume una buena cantidad de probióticos en sus alimentos. Los probióticos ayudan al cuerpo a distinguir entre patógenos y antígenos. También reducen la posibilidad de infecciones estomacales debido a alergias alimentarias. Los alimentos ricos en fibra, la cuajada, el yogur, etc.son ricos en probióticos.
  2. Los antibióticos pueden destruir la flora intestinal. Del mismo modo, un nivel de estrés excesivo también puede afectar la cantidad de bacterias buenas en el intestino. Por lo tanto, cuando uno se somete a un tratamiento con antibióticos, debe incluir alimentos probióticos en su dieta después de consultar con sus médicos para compensar la pérdida de bacterias buenas.
  3. Después de la diarrea, el nivel de absorción del intestino delgado y el intestino grueso se vuelve muy inferior ya que el intestino no contiene bacterias buenas que ayuden en la absorción de nutrientes. Por lo tanto, uno debe hidratarse bien, comer una dieta BRAT según lo prescrito por un médico y desarrollar lentamente su flora intestinal para recuperar el sistema digestivo fuerte.

Si el tracto digestivo no funciona correctamente, puede provocar una baja absorción de nutrientes que afectará la salud en general. Por lo tanto, es vital mantener un intestino sano para tener un sistema inmunológico fuerte.

Leave a Comment

%d bloggers like this: