Síntomas causas etapas y opciones de tratamiento - Remedios caseros
riñones-urinario

Síntomas causas etapas y opciones de tratamiento

El tumor de Wilms es un cáncer de riñón inusual que afecta principalmente a los niños. También conocido como nefroblastoma, es el cáncer más típico de los riñones en los niños. El tumor de Wilms afecta con mayor frecuencia a niños de 3 a 4 años y se vuelve mucho menos común después de los 5 años. El tumor de Wilms ocurre con frecuencia en un solo riñón, aunque a menudo puede descubrirse en ambos riñones al mismo tiempo.

Los signos y síntomas del tumor de Wilms varían ampliamente, y algunos niños no muestran signos aparentes. Pero muchos niños con tumor de Wilms experimentan varios de estos signos y síntomas:

  • Una masa abdominal que puede sentir
  • Inflamación abdominal
  • Dolor abdominal

Otros síntomas y signos pueden consistir en:

Haga una cita con el médico de su hijo si nota cualquier signo o síntoma que lo preocupe. El tumor de Wilms es inusual, por lo que es mucho más probable que algo más esté desencadenando síntomas, sin embargo, es crucial echar un vistazo a cualquier problema.

Causas de los tumores de Wilms

No está claro qué causa el tumor de Wilms, sin embargo, Casos poco comunes, la herencia puede contribuir. El cáncer comienza cuando las células desarrollan errores en su ADN. Los errores permiten que las células crezcan y se dividan incontrolablemente y sigan viviendo cuando otras células mueran. Las células acumuladas forman un tumor. En el tumor de Wilms, este procedimiento se lleva a cabo en las células del riñón. En casos raros, los errores en el ADN que causan el tumor de Wilms pasan de un padre al otro. En muchos casos, no existe una conexión reconocida entre padres e hijos que pueda llevar al cáncer.

Factores de riesgo

Entre los aspectos que pueden aumentar el riesgo de padecer el tumor de Wilms se incluyen:

  • raza afroamericana . En los Estados Unidos, los niños afroamericanos tienen un riesgo levemente mayor de desarrollar el tumor de Wilms que los niños de otras razas. Los niños asiáticoamericanos parecen tener un riesgo menor que los niños de otras razas.
  • Antecedentes familiares de tumor de Wilms . Si alguien en la familia de su hijo ha tenido realmente el tumor de Wilms, entonces su hijo tiene un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

El tumor de Wilms ocurre más regularmente en niños con irregularidades o síndromes presentes en el nacimiento, que consisten en: [19659004] Aniridia . En aniridia (an-ih-RID-e-uh), el iris, la parte coloreada de los ojos, solo parcialmente o nada en absoluto.

  • Hemihipertrofia . La hemihipertrofia (hem-e-hi-PUR-truh-fee) sugiere que un lado del cuerpo o una parte del cuerpo es notablemente más grande que el opuesto.

 

El tumor de Wilms puede tener lugar como parte de síndromes poco comunes, que incluyen:

  • síndrome de WAGR . Este síndrome incluye tumor de Wilms, aniridia, problemas del sistema genital y urinario, y deficiencias intelectuales.
  • Síndrome de Denys-Drash . Este síndrome consiste en tumor de Wilms, enfermedad renal y pseudohermafroditismo masculino (soo-do-her-MAF-roe-dit-iz-um), donde un niño nace con testículos pero puede mostrar atributos femeninos.
  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann . Los niños con este síndrome tienden a ser sustancialmente más grandes que el promedio (macrosomía). Otros signos pueden incluir órganos abdominales que sobresalen en la base del cable umbilical, una lengua grande (macroglosia), órganos internos más grandes y problemas de oído. También hay un mayor riesgo de tumores, incluido un tipo de cáncer de hígado llamado hepatoblastoma.

Cómo prevenir los tumores de Wilms

El tumor de Wilms no puede evitarse por nada que usted o su hijo puedan hacer.

Si su hijo tiene factores de riesgo para el tumor de Wilms (como los síndromes asociados reconocidos), el médico puede recomendarle una ecografía renal regular para detectar anomalías renales. Aunque este examen no puede prevenir el tumor de Wilms, puede ayudar a encontrar la enfermedad en una etapa temprana.

Diagnóstico

Para diagnosticar el tumor de Wilms, el médico de su hijo puede recomendar:

Un examen físico. El médico tratará de encontrar posibles signos de tumor de Wilms.
Pruebas de sangre y orina. Estas pruebas de laboratorio no pueden descubrir el tumor de Wilms, pero pueden sugerir qué tan bien están funcionando los riñones y revelar ciertos problemas renales o recuentos sanguíneos bajos.
Pruebas de imagen. Las pruebas que desarrollan imágenes de los riñones ayudan al médico a identificar si su hijo tiene un tumor en el riñón. Las pruebas de imagen pueden consistir en un ultrasonido, una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (IRM).

Estadios de los tumores de Wilms

Una vez que el médico de su hijo identifica el tumor de Wilms, él o ella trabaja para identificar la extensión (etapa) del cáncer El médico puede recomendar una radiografía de tórax o una tomografía computarizada de tórax y una gammagrafía ósea para determinar si el cáncer se ha extendido más allá de los riñones.

El médico designa una etapa del cáncer, que ayuda a identificar las alternativas de tratamiento. En los Estados Unidos, los estándares desarrollados a través del National Wilms Tumor Study del Children’s Oncology Group consisten en estas 5 etapas:

  1. Etapa I. El cáncer se descubre solo en un riñón, se incluye por completo dentro del riñón y se puede eliminar completamente con cirugía.
  2. Etapa II . El cáncer ha infectado los tejidos y las estructuras más allá del riñón afectado, como la grasa vecina o los capilares, sin embargo, todavía puede eliminarse por completo mediante cirugía.
  3. Etapa III . El cáncer se diseminó más allá del área del riñón hasta los ganglios linfáticos cercanos u otras estructuras dentro del abdomen, el tumor puede derramarse dentro del abdomen antes o durante la cirugía, o puede no eliminarse por completo mediante cirugía.
  4. Etapa IV . El cáncer se diseminó fuera del riñón a estructuras lejanas, como los pulmones, el hígado, los huesos o el cerebro.
  5. Etapa V . Las células cancerosas se encuentran en ambos riñones (tumores bilaterales).

En casos seleccionados, se usa una impresora 3-D para crear un modelo específico de la anatomía del paciente para ayudar a planificar operaciones complicadas para el tumor de Wilms.

Tumores de Wilms

El tratamiento del tumor de Wilms por lo general implica cirugía y quimioterapia, y en algunos casos radioterapia. Los tratamientos pueden variar según la etapa del cáncer. Debido a que este tipo de cáncer es poco común, el médico de su hijo podría sugerirle que busque tratamiento en un centro de cáncer infantil que tenga experiencia en el tratamiento de este tipo de cáncer.

1. Cirugía para extirpar todo o parte de un riñón

El tratamiento del tumor de Wilms podría comenzar con una cirugía para extirpar todo o parte de un riñón (nefrectomía). La cirugía también se usa para validar el diagnóstico: el tejido extraído durante la cirugía se envía a un laboratorio para determinar si es maligno y qué tipo de cáncer hay en el tumor.

La cirugía para el tumor de Wilms puede incluir:

  • Extracción de parte del riñón afectado . La nefrectomía parcial implica la extirpación del tumor y una pequeña parte del tejido renal que lo rodea. La nefrectomía parcial puede ser una opción si el cáncer es realmente pequeño o si su hijo tiene solo un riñón en funcionamiento.
  • Extracción del riñón afectado y del tejido circundante . En una nefrectomía radical, los médicos extirpan el riñón y los tejidos circundantes, incluida parte del uréter y, con frecuencia, la glándula suprarrenal. Cerca de los ganglios linfáticos también se eliminan. El riñón que permanece puede aumentar su capacidad y tomar el control de la tarea de filtrar la sangre.
  • Extracción total o parcial de ambos riñones . Si el cáncer afecta ambos riñones, el cirujano elimina la mayor cantidad de cáncer posible de ambos riñones. En un pequeño número de casos, esto puede sugerir la eliminación de ambos riñones, y su hijo necesitaría diálisis renal. Si un trasplante de riñón es una opción, su hijo ya no necesitaría diálisis.

2. Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos potentes para eliminar las células cancerosas en todo el cuerpo. El tratamiento para el tumor de Wilms generalmente incluye una combinación de medicamentos, administrados a través de una vena, que funcionan en conjunto para eliminar las células cancerosas. Qué efectos secundarios puede experimentar su hijo dependerán de qué medicamentos se usen. Los efectos secundarios comunes consisten en náuseas, vómitos, anorexia nerviosa, pérdida de cabello y mayor riesgo de infecciones. Pregúntele al médico qué efectos secundarios pueden ocurrir durante el tratamiento y si hay posibles complicaciones a largo plazo.

La quimioterapia puede usarse antes de la cirugía para disminuir los tumores y hacerlos más fáciles de eliminar. Podría usarse después de la cirugía para matar cualquier célula cancerosa que pueda permanecer en el cuerpo. La quimioterapia también puede ser una alternativa para los niños cuyos cánceres son demasiado avanzados para ser eliminados por completo con cirugía. Para los niños que tienen cáncer en ambos riñones, la quimioterapia se administra antes de la cirugía. Esto podría hacer que sea más probable que los cirujanos puedan conservar un mínimo de un riñón para mantener la función renal.

3. Radioterapia

Dependiendo de la etapa del tumor, se puede recomendar radioterapia. La radioterapia usa rayos de alta energía para eliminar las células cancerosas. Durante la radioterapia, su hijo se coloca con cuidado sobre una mesa y una máquina grande camina alrededor de su hijo, apuntando exactamente a los rayos de energía hacia el cáncer. Los posibles efectos secundarios consisten en náuseas, diarrea, agotamiento e irritación cutánea similar a una quemadura de sol.

Solo un par de centros en los Estados Unidos ofrecen terapia con haz de protones: terapia de haz de precisión extremadamente específica que daña el cáncer y protege el tejido sano. [19659008] La radioterapia se puede usar después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que no se haya eliminado durante la operación. También puede ser una opción para controlar el cáncer que realmente ha infectado otras áreas del cuerpo, dependiendo de dónde se haya propagado el cáncer.

Ensayos científicos

El médico de su hijo puede recomendar participar en una prueba médica. Estos estudios de investigación le permiten a su hijo una oportunidad en los tratamientos de cáncer más recientes, pero no pueden garantizar un remedio. Discuta los beneficios y riesgos de los ensayos médicos con el médico de su hijo. La mayoría de los niños con cáncer se inscriben en una prueba médica, si se les ofrece. Sin embargo, la inscripción en un ensayo científico depende de usted y su hijo.

Leave a Comment