Alimentos para la fiebre tifoidea: qué comer y qué evitar - Remedios caseros
Salud

Alimentos para la fiebre tifoidea: qué comer y qué evitar

Mientras India espera con la respiración contenida un aguacero reconfortante, (¡desafortunadamente!) También se prepara para recibir una serie de enfermedades infecciosas molestas, entre las que se encuentra la tifoidea. Si hay que creer en los hechos, la India es un país endémico de fiebre tifoidea, donde debido a la resistencia a los antimicrobianos, la fiebre tifoidea se ha convertido en un desafío crucial para la salud pública.

Estos hechos sugieren que la fiebre tifoidea o “fiebre entérica” ​​es una de las enfermedades bacterianas más comunes. Esta enfermedad infecciosa se debe principalmente al consumo de agua o alimentos contaminados. Entonces, ya sea que padezca tifoidea o no, es prudente conocer las formas de lidiar con esta enfermedad infecciosa.

¿Qué son los alimentos para la fiebre tifoidea?

Como ocurre con cualquier otra infección, la dieta durante la fiebre tifoidea debe vigilarse de cerca. Las molestias gastrointestinales son una ocurrencia común, por lo que es mejor si la elección de alimentos es fácil y ligera. Los alimentos para la fiebre tifoidea suelen ser blandos porque necesitan ser digeribles y fortalecer el sistema inmunológico.

Los alimentos para la fiebre tifoidea comprenden principalmente:

  • Alimentos ricos en calorías: Se recomienda llevar una dieta alta en calorías y consumir alimentos como patatas hervidas, plátanos, arroz hervido, pasta, pan blanco. Pequeñas porciones de estos alimentos darán algo de fuerza y ​​energía a los pacientes con fiebre tifoidea.
  • Líquidos y frutas con alto contenido de agua : Siga una dieta líquida y consuma líquidos adecuados en forma de jugos de frutas frescas, agua de coco tierno, jugo de limón, suero de leche, agua fortificada con electrolitos, caldo de verduras. Agregue frutas ricas en agua como sandías, melones, uvas, albaricoques a la dieta. Estos líquidos y frutas ayudan a restaurar el contenido de agua en el cuerpo que se agota durante la fiebre tifoidea y causa deshidratación. La deshidratación puede provocar más complicaciones durante el tratamiento de la fiebre tifoidea.
  • Alimentos ricos en carbohidratos: los alimentos semisólidos como las gachas de avena, los huevos escalfados, las papas al horno son fáciles de digerir y estos carbohidratos saludables son beneficiosos para un paciente con tifoidea.
  • Productos lácteos: los productos lácteos como el yogur, la leche y los huevos garantizan una cantidad adecuada de proteínas en el cuerpo, por lo que deben incluirse en el plan de dieta para la recuperación de la fiebre tifoidea. Estos alimentos son más fáciles de digerir en comparación con la carne. Los vegetarianos pueden optar por legumbres, lentejas, requesón para cumplir con sus requerimientos de proteínas.

¿Qué alimentos deben evitarse?

Si bien es importante vigilar de cerca lo que se consume en la fiebre tifoidea, igualmente importante es evitar estrictamente algunos alimentos. Los alimentos que pueden interferir con el tratamiento de la fiebre tifoidea incluyen:

  • Alimentos ricos en fibra : los alimentos como los cereales integrales y el pan integral pueden afectar el sistema digestivo, ya que son difíciles de digerir. Lo ideal es evitar estos alimentos con alto contenido de fibra o fibra.
  • Alimentos grasos : los alimentos grasos o fritos, la mantequilla debe evitarse durante la fiebre tifoidea.
  • Especias: al igual que los alimentos grasos, las especias, los condimentos y los alimentos con ácido acético pueden agravar la inflamación en los intestinos. Por lo tanto, es aconsejable evitar alimentos como chile, pimienta, pimienta de cayena, vinagre, salsa picante, aderezos para ensaladas, frutas y verduras enlatadas.
  • Verduras crudas : como repollo, pimiento, nabo. Estas verduras deben evitarse ya que pueden causar hinchazón.

¿Qué causa la fiebre tifoidea y cuáles son sus síntomas?

La bacteria Salmonella typhi es responsable de causar fiebre tifoidea. Las personas infectadas portan la bacteria en su tracto intestinal y sangre. Las bacterias se transmiten al comer los alimentos o al beber cualquier bebida que haya sido tocada por los pacientes infectados con tifoidea si no practican una buena higiene.

Los síntomas de la fiebre tifoidea aparecen aproximadamente de una a tres semanas después de que una persona se infecta por la bacteria Salmonella typhi. Los síntomas que caracterizan a esta enfermedad incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Fiebre alta
  • Abdomen hinchado
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Confusión

Algunas medidas preventivas contra la fiebre tifoidea

Aparte de las precauciones dietéticas durante el tratamiento de la fiebre tifoidea, algunas acciones básicas pueden ayudar a evitar la fiebre tifoidea. Estas acciones incluyen:

  • Vacunarse contra la fiebre tifoidea.
  • Mantener la higiene personal.
  • Evitar alimentos y bebidas de los vendedores ambulantes.
  • Beber agua embotellada o hervir agua antes de consumirla.
  • Optar por comidas pequeñas y frecuentes.

Si bien siempre es mejor prevenir que curar, nunca demore en descartar una infección tifoidea y consulte con un médico de inmediato si experimenta alguno de sus síntomas. ¡Mantente alerta para mantenerte saludable!

Leave a Comment

%d bloggers like this: