Bulto en el tobillo: causas y síntomas - Remedios caseros

Bulto en el tobillo: causas y síntomas

Debido a que los motivos de hinchazón en el tobillo son diversos, es importante determinar el origen y luego seguir el procedimiento de tratamiento adecuadamente para evitar complicaciones.

Ocurriendo en cualquier grupo de edad o población, la hinchazón del tobillo es un área localizada de hinchazón o protuberancia en el tobillo. Los bultos del tobillo también se describen como tobillo, nódulo, contusión, crecimiento o quiste. Puede ocurrir en un tobillo o en ambos al mismo tiempo, con la posibilidad de tener múltiples hinchazones al mismo tiempo. Las hinchazones pueden ser suaves o firmes al tacto, agonizantes o sin dolor, creciendo rápidamente en tamaño o no alteradas.

¿Qué causa el bulto en el tobillo?

Los nódulos en el tobillo pueden ser causados ​​por una variedad de razones como enfermedades inflamatorias, lesiones, infecciones, quistes benignos, tumores y cáncer.

Trauma

Los diferentes tipos de trauma que pueden desencadenar inflamación del tobillo son dislocación de tobillo, esguince y fractura en la parte inferior de la pierna, pie o tobillo, hematoma en el tobillo o avance del tejido cicatricial en el tobillo debido a una lesión o cirugía previa.

Infección

Las infecciones virales o microbianas pueden causar bultos en el tobillo. Si se los ignora, pueden desencadenar enfermedades secundarias y otros problemas también. Algunas de las infecciones que desencadenan hinchazones en el tobillo son abscesos, forúnculos, heridas infectadas, celulitis y arañazos o mordiscos de gatos contaminados con gérmenes de Bartonella henselae.

Factores inflamatorios y de artritis

Algunos problemas inflamatorios y de artritis pueden causa hinchazón en los tobillos. Las hinchazones de tobillo serán causadas por artritis en varios tipos que les gusta la gota, la osteoartritis y la artritis reumatoide. La gota es un tipo de artritis provocada por una acumulación de cristales ácidos en las articulaciones, y la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica de todo el sistema presentada como inflamación articular.

Cuestiones relacionadas con tumores

Cánceres malignos o benignos pueden causar tobillo bultos, son Lipoma (crecimiento graso benigno), Nevi (lunares), Fibroma (tumores fibrosos benignos o del tejido conectivo) y otros tipos de cáncer.

Otras causas

Las hinchazones del tobillo también pueden ser causadas debido a condiciones como la urticaria en la región del tobillo, lesiones por picadura o mordida, venas varicosas y quistes ganglionares.

En algunos casos puede aparecer un bulto en el hueso del tobillo después de una lesión, durante el embarazo, después de un hematoma, debajo de la piel, como síntoma de cáncer, pero no duele, después de correr, es doloroso de tocar, después de ser golpeado, se mueve, no duele, después del otoño, después de caminar, después de la cirugía, después del ejercicio, después de una patada, etc.

Debe consultar a su médico para averiguar el tipo y la causa de la ankl e inflamación y la opción de tratamiento disponible para su condición, que lo ayudará a identificar si comenzar o suspender cualquier tratamiento para las hinchazones.

Síntomas asociados con un bulto en el tobillo

La existencia de un bulto en el tobillo puede causar varios síntomas, algunos de los cuales pueden ser muy graves o poner en peligro la vida. Los síntomas relacionados con el bulto del tobillo pueden incluir erupción en el tobillo, hinchazón, sangrado de una lesión, rigidez en las articulaciones, dolor en las articulaciones, pus o secreción, sarpullidos, picazón, enrojecimiento y calor en el lugar, sensibilidad o dolor en la hinchazón. Algunos de los síntomas graves a los que se debe ofrecer atención médica inmediata son una deformidad en el tobillo, pie o pierna, totalmente incapaz de caminar o soportar peso, sin sensación en el pie, dolor intenso o hinchazón en el tobillo.

Posibles problemas de bulto en el hueso del tobillo

Existen numerosas causas para la formación de hinchazones en el tobillo y algunas de ellas también pueden ser severas. Si no se atiende, pueden provocar problemas, dependiendo de la causa subyacente. Las lesiones menores en el tobillo también deben ser inspeccionadas por un médico para asegurarse de que el diagnóstico médico se haga de manera adecuada, se administre el tratamiento adecuado y se evite cualquier lesión adicional. Seguir el plan de tratamiento correcto garantizará que no se establezcan problemas como abscesos, gangrena que causa la muerte y amputación de tejidos, discapacidad o deformidades a largo plazo, dolor crónico, pérdida de movimiento y diseminación del cáncer o infección de la sangre.

Leave a Comment