Espuelas óseas causas síntomas y tratamiento - Remedios caseros
Sellos musculos

Espuelas óseas causas síntomas y tratamiento

Un espolón óseo (también llamado osteofito) es un desarrollo óseo que se forma en el hueso o cerca de un cartílago o tendón. Este hueso adicional se establece a medida que el cuerpo se repara a sí mismo en una presión constante, fricción o tensión sobre un hueso, normalmente en la columna vertebral, el hombro, la mano, la cadera, la rodilla o el pie. Estas son las causas típicas por las que las personas desarrollan hueso adicional sobre el hueso.

¿Qué causa las espuelas óseas?

1. Osteoartritis

La osteoartritis es una afección ósea degenerativa que afecta a diferentes articulaciones del cuerpo, incluida la columna vertebral. Es una causa común de dolor lumbar, especialmente en pacientes mayores, que causa rigidez y dolor. A medida que envejece, el cartílago que cubre los extremos de los huesos dentro de las articulaciones se deteriora. Los discos que amortiguan los huesos de la columna vertebral también tienen la tendencia a descomponerse gradualmente, causando hinchazón y dolor, además de la formación de espolones óseos a lo largo de los bordes de la articulación. Normalmente se descubren en las regiones del cuello (cervical) o lumbar (lumbar) de la columna vertebral. A medida que los huesos se espesan en la columna vertebral, el canal espinal, que alberga la columna vertebral, puede volverse más angosto, una afección llamada estenosis espinal. Esto causa pellizco de los nervios, lo que causa dolor intenso en las piernas.

2. Ligamentos apretados

¿Qué causa los huesos estimula en los pies? Los estímulos óseos también se pueden formar en los pies cuando tienes ligamentos apretados. Por ejemplo, el ligamento en la parte inferior de los pies (llamado fascia plantar) puede quedar apretado y provocar que se tire del hueso del talón. Esto conduce a la inflamación (fascitis plantar). Con el tiempo, el hueso intenta arreglarse y se forma un espolón óseo en la parte inferior del talón (“espolón del talón”). Otros factores que pueden conducir a la formación de espolones en el talón consisten en una mayor presión en la parte posterior del talón, como resultado del uso regular de zapatos ajustados (un “golpe de bomba”). Esto se ve a menudo en mujeres que a menudo usan tacones altos. Otro aspecto asociado a las causas de los estímulos óseos es tomar parte en actividades que ejercen un estrés extremo sobre los pies, como correr y bailar.

Ver también: ¿Por qué me duele el hueso de la espina?

3. Fricción

¿Qué causa las espuelas óseas en el hombro? La fricción alrededor de la articulación del hombro también puede causar el avance de espolones óseos en esta área. La articulación del hombro tiene una gran variedad de movimientos. Con el tiempo, las estructuras de la articulación, incluidos los huesos, los músculos, los ligamentos y los tendones, pueden agotarse debido a la fricción continua cuando se frotan entre sí. Los músculos del manguito de los rotadores que le permiten girar el brazo desde la escápula hasta el brazo están conectados con tendones, que pueden rozar constantemente su inserción ósea. Los espolones óseos típicamente se forman en esta área, causando pellizcos de los tendones del manguito rotador. Esto causa irritación, inflamación, dolor, opresión, debilidad y desgarros en los tendones. Esta condición normalmente ocurre con la edad, sin embargo, también puede establecerse con el uso recurrente de los hombros, especialmente entre atletas profesionales como jugadores de béisbol, o entre pintores que usan los brazos levantados sobre sus cabezas.

¿Tengo espinas óseas? Muchas personas ni siquiera son conscientes de que tienen hueso estimula porque no tienen ningún síntoma. A veces, descubren que tienen un hueso adicional después de que una radiografía se considera otra razón, como un chequeo regular. Luego se preguntan, ¿qué causa los espolones óseos?

En muchos casos, los espolones óseos causan dolor significativo y limitación de movimiento en las articulaciones afectadas. Algunos síntomas pueden darle una pista de que podría tener espolones óseos, como:

  • El dolor al doblar la pierna puede ser un síntoma de la presencia de desarrollos óseos en la rodilla.
  • Dolor a lo largo de la columna vertebral con debilidad asociada de los brazos o las piernas puede sugerir que se han formado estímulos óseos en las vértebras (huesos de la columna vertebral), provocando pellizcos de la columna o las raíces nerviosas.
  • El dolor al mover la cadera relacionado con el dolor en la rodilla puede ser Firme que tiene hueso que estimula en la articulación de la cadera.
  • La hinchazón y el dolor en el hombro con problemas para mover la articulación podrían implicar que tenga espolones óseos en el hombro.
  • Los bultos difíciles debajo de la piel de los dedos pueden hacer que su las articulaciones de los dedos parecen nudosas, debido a espolones óseos.

Cómo tratar espolones óseos

Una gran cantidad de hueso estimula rara vez necesita tratamiento, a menos que cause dolor o daño tisular regular.

1. Autogestión

  • Muchas personas mejoran con un tratamiento sintomático que implica descansar y mantenerse alejado de actividades dañinas que pueden empeorar el dolor articular. Se recomienda la aplicación de hielo para reducir el dolor y la inflamación.
  • Los ejercicios suaves de estiramiento pueden ayudar a extender los músculos y desenrollar el tejido que rodea una articulación. Esto debe hacerse varias veces al día, específicamente por la mañana.
  • Los suplementos que tienen propiedades antiinflamatorias naturales pueden ser confiables, como un analgésico sin receta. Estos incluyen: jengibre que se puede tomar de 1 a 2 tabletas (500 mg), 3-4 veces al día; cúrcuma que se puede tomar 400-600 mg, 3 veces al día.

Lea también: Dolor de cadera al caminar y correr

2. Medicamentos

Los espolones óseos que causan dolor también pueden tratarse tomando medicamentos antiinflamatorios (de venta libre / medicamentos con receta), sin embargo, los efectos secundarios están relacionados con el uso prolongado, como malestar intestinal, úlceras y hemorragia. Para el pie, se recomienda mucho el soporte del arco, sin embargo, si el dolor es constante, se puede prescribir la inyección de esteroides en la articulación.

3. Cirugía

También se puede llevar a cabo la extirpación quirúrgica de un espolón óseo o una operación para aflojar los ligamentos en el pie. Esto generalmente es eficiente en personas que no mejoran con tratamiento conservador. Sin embargo, los síntomas pueden reaparecer si no se continúan los pasos para evitar los estímulos óseos (como el uso de calzado apropiado).

4. Otras terapias

  • El estrés generalizado frecuentemente contribuye al dolor alrededor de las articulaciones. Las imágenes asistidas y la hipnosis merecen intentarlo si los problemas anatómicos no son evidentes.
  • Prueba la acupuntura, que se sabe que alivia el dolor.
  • Pregúntale a tu médico sobre el uso de plantillas magnéticas.
  • La quiropráctica u manipulación osteopática puede ayudar a reducir el tejido blando dolor.
  • Otras modalidades de terapia física, incluido el masaje de tejido profundo y la grabación también pueden funcionar.

Leave a Comment