Infertilidad femenina: síntomas, causas y medida preventiva - Remedios caseros
Salud

Infertilidad femenina: síntomas, causas y medida preventiva

La infertilidad se define como la incapacidad de una pareja para concebir durante un período de un año a pesar de tener relaciones sexuales frecuentes. La infertilidad puede deberse a factores masculinos o femeninos. Si la infertilidad se debe a factores femeninos, entonces se denomina infertilidad femenina. Del total de casos de infertilidad, el 50% de los casos se deben a la infertilidad femenina. La infertilidad se presenta en aproximadamente el 10% de las mujeres de entre 15 y 44 años.

La infertilidad femenina se debe comúnmente a problemas de ovulación, problemas cervicales, trompas de Falopio bloqueadas, problemas del útero, estrés y edad. Hay varias opciones de tratamiento disponibles; el tratamiento depende de la causa de la infertilidad.

¿Cuáles son los síntomas de la infertilidad femenina?

La infertilidad femenina se caracteriza por la imposibilidad de quedar embarazada. Una mujer infértil tiene ciclos anovulatorios. Como resultado, la persona puede experimentar el ciclo menstrual después de mucho tiempo (35 días o más) o en poco tiempo (menos de 21 días), o incluso puede que no tenga ningún período.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad femenina?

Para concebir, los ovarios, las trompas de Falopio, el útero y el cuello uterino de la mujer deben tener una anatomía y fisiología normales. Un defecto en la estructura o función de cualquiera de estos órganos puede causar infertilidad. Aparte de esto, la producción controlada de hormonas sexuales también es esencial para el embarazo. Las diversas causas de la infertilidad femenina son:

1. Trompas de Falopio:

Las trompas de Falopio dañadas o bloqueadas impiden el transporte de óvulos desde los ovarios al útero o pueden impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo. Las trompas de Falopio pueden dañarse durante la cirugía pélvica o en afecciones como endometriosis e infecciones pélvicas.

2. Problemas cervicales:

Algunos problemas cervicales pueden interferir en el paso de los espermatozoides. La estenosis cervical es una afección hereditaria en la que el cuello uterino se estrecha debido a daños o malformaciones del cuello uterino. Es posible que esto no permita que los espermatozoides atraviesen el cuello uterino. En algunos casos, el cuello uterino no produce suficiente moco para facilitar el paso de los espermatozoides.

3. Problemas hormonales:

En algunos casos, es posible que la persona no conciba debido a cambios hormonales. Se interrumpe el ciclo hormonal normal que provoca la liberación de un óvulo del ovario y que provoca el engrosamiento del revestimiento del útero para la implantación.

La disminución de la producción de la hormona estimulante del folículo y la hormona luteinizante de la pituitaria y el aumento de la producción de testosterona y la disminución de los niveles de estrógeno pueden resultar en infertilidad.

4. Problemas uterinos:

Ciertos problemas uterinos, como la presencia de pólipos o tumores, endometriosis y anomalías uterinas, pueden provocar infertilidad. Los pólipos o un tumor pueden bloquear la trompa de Falopio o pueden afectar el proceso de implantación.

La endometriosis es una condición que se caracteriza por el crecimiento del implante en algún otro lugar. La extirpación quirúrgica de esta excrecencia produce cicatrices que pueden afectar la fertilidad al dañar el esperma o el óvulo. Un útero anormal puede causar dificultad para quedar embarazada y también para mantener el embarazo.

5. Trastornos de la ovulación:

En los trastornos de la ovulación, es posible que las mujeres no ovulen normalmente debido al funcionamiento inadecuado de los ovarios o las malas regulaciones hormonales. Los trastornos que pueden afectar la ovulación son el síndrome de ovario poliquístico , disfunción hipotalámica e insuficiencia ovárica prematura y aumento de los niveles de prolactina.

¿Cuáles son los factores de riesgo de infertilidad femenina?

El riesgo de infertilidad femenina se puede reducir modificando el estilo de vida. Los diversos factores de riesgo de la infertilidad femenina incluyen:

1. Edad:

Las mujeres mayores de 30 años producen óvulos de mala calidad, lo que dificulta la concepción y también aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

2. Fumar:

El tabaquismo puede tener un impacto significativo en el sistema reproductivo femenino. Fumar puede dañar el cuello uterino, las trompas de Falopio, podría acelerar el proceso de envejecimiento de los ovarios y también podría aumentar el riesgo de sufrir un embarazo ectópico y un aborto espontáneo.

3. Mantenga un peso saludable:

Mantener un peso saludable es importante. Tener sobrepeso o bajo peso puede afectar el proceso normal de ovulación.

4. Infección de transmisión sexual:

Las enfermedades de transmisión sexual pueden dañar las trompas de Falopio y provocar infertilidad.

5. Limite el consumo de alcohol:

El consumo de alcohol tiene un impacto significativo en la fertilidad. Por eso, es muy importante limitar el consumo de alcohol.

¿Cómo se diagnostica la infertilidad femenina?

Hay muchas pruebas de diagnóstico disponibles para diagnosticar la causa de la infertilidad femenina. El diagnóstico se puede realizar determinando los niveles hormonales y examinando la pelvis, la vagina y el cuello uterino. Varias pruebas incluyen:

1. Pruebas genéticas:

Se realizan pruebas genéticas para determinar si la causa subyacente de la infertilidad es un defecto genético.

2. Histerosalpingografía:

En la histerosalpingografía, se examinan el útero y las trompas de Falopio. Se inyecta un contraste de rayos X en el útero y las trompas de Falopio que ayudan a identificar el bloqueo y su ubicación en las trompas de Falopio.

3. Pruebas de imágenes:

Se realiza una ecografía pélvica para ver si el útero y las trompas de Falopio tienen algún defecto. A veces también se realiza histerosonografía. En la histerosonografía, se inyecta una solución salina en el útero y luego se realiza una ecografía.

4. Laparoscopia:

La laparoscopia es un procedimiento mínimamente invasivo en el que se inserta el laparoscopio (dispositivo de visualización) debajo del ombligo para examinar el útero, las trompas de Falopio o los ovarios. Esto se hace para descubrir la presencia de tejido cicatricial, adherencias y obstrucciones.

5. Prueba de reserva ovárica:

En las pruebas de reserva ovárica, se analizan la cantidad y la calidad de los óvulos. Los huevos de mala calidad retrasan la concepción.

6. Prueba de ovulación:

La prueba de ovulación se realiza para confirmar si la ovulación ocurre normalmente o no. Para ello, se extraen y examinan el tejido y el moco cervical. La ovulación también se confirma por los altos niveles de la hormona luteinizante que están presentes justo antes de la ovulación.

7. Análisis de orina / análisis de sangre:

Se realiza un análisis de sangre o de orina para determinar los niveles de hormonas ovulatorias, hormonas pituitarias y hormonas tiroideas que se requieren para el funcionamiento óptimo del sistema reproductivo.

¿Cómo se trata la infertilidad femenina?

El tratamiento de la infertilidad depende de varios factores como la causa, la duración de la infertilidad, la edad, etc. El tratamiento se realiza para recuperar la fertilidad mediante el uso de medicamentos o cirugías o el uso de técnicas de asistencia para concebir.

1. Medicación:

Los medicamentos para la fertilidad son el tratamiento dominante para la infertilidad femenina. Los medicamentos para la fertilidad controlan o estimulan el proceso de ovulación actuando como hormonas naturales. A veces también se administra para mejorar la calidad de los huevos o para desarrollar un huevo adicional.

2. Cirugía:

Las cirugías laparoscópicas o histeroscópicas ayudan a remodelar el útero mediante la extirpación de pólipos, fibromas y tumores. También puede corregir la adherencia pélvica o uterina. La cirugía laparoscópica también se realiza cuando la trompa de Falopio está bloqueada o llena de líquido.

Técnicas de asistencia reproductiva: las técnicas de asistencia reproductiva más comunes incluyen:

  • Inseminación intrauterina (IIU): en el momento de la ovulación, se insertan numerosos espermatozoides sanos en el útero, esto facilita el proceso de fertilización.
  • Fertilización in vitro (FIV): en la fertilización in vitro, los espermatozoides y los óvulos se fertilizan en el laboratorio. Ésta es la técnica de asistencia reproductiva más eficaz.

¿Cuáles son las medidas preventivas para la infertilidad femenina?

Las mujeres que planean quedar embarazadas pueden tomar las siguientes medidas preventivas. Esto incluye:

  • El alcohol debe consumirse con moderación. El alto consumo de alcohol se asocia con una disminución de la fertilidad.
  • La ingesta de cafeína debe limitarse a menos de 200 mg / día.
  • Se recomienda dejar de fumar ya que afecta la fertilidad del individuo de muchas formas.
  • Mantener un peso saludable es importante ya que las personas con sobrepeso o bajo peso tienen más probabilidades de experimentar el proceso de ovulación.
  • El estrés debe reducirse ya que podría afectar la fertilidad del individuo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: