Espasmos musculares en cuello y hombro - Remedios caseros
Sellos musculos

Espasmos musculares en cuello y hombro

Qué son los espasmos del cuello? Un espasmo es un estiramiento involuntario del músculo en una parte del cuerpo ofrecida. Con frecuencia provoca dolor extremo. Esta molestia puede durar minutos, horas o días después de que el músculo se relaje y el espasmo disminuya. Los espasmos pueden ocurrir en cualquier parte donde haya músculo en su cuerpo, incluyendo su cuello.

Síntomas de espasmos en el cuello y el hombro

Cuando experimenta un espasmo en el cuello, sentirá un dolor abrupto y agudo en varias partes del cuello, profundamente en el tejido muscular. También puede descubrir que el músculo afectado parece difícil o tenso. Puede ser doloroso mover el cuello alrededor.

Cómo tratar el espasmo

Las causas más comunes y no graves de los espasmos del cuello pueden tratarse sin intervención médica. Sigue leyendo para descubrir ejercicios valiosos y remedios caseros naturales que puedes usar para aliviar los espasmos del cuello ahora.

1. Ejercicios

Intente estos tres estiramientos simples en la casa o trabaje para aliviar las molestias y espasmos del cuello:

Estiramiento básico del cuello

  1. Siéntate o párate con la cabeza mirando hacia adelante.
  2. Con las manos sueltas detrás de la cabeza, use el cuello para girar la cabeza hacia la derecha.
  3. Utilice sus brazos para presionar con cuidado su barbilla hacia el mejor lado de su pecho.
  4. Quédese relajado y sostenga la cabeza contra su pecho durante 15 segundos.
  5. Repita este estiramiento 3 veces en cada lado.

Estiramiento de escaleno

  1. Siéntese o párese con las dos manos juntas detrás de la espalda.
  2. Presione un hombro hacia abajo e incline su visita hacia el lado opuesto hasta que sienta un estiramiento suave en el cuello.
  3. Mantenga la posición durante 15 a 30 segundos y luego vuelva a la posición inicial.
  4. Repita este estiramiento 3 veces en cada lado.

Levantamiento de cabeza con rizo de cuello

  1. Acuéstese sobre su espalda en una superficie plana con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo.
  2. Coloque la barbilla contra el pecho y levante su cuerpo directo a aproximadamente tres pulgadas del piso mientras mantiene los hombros apoyados en el piso.
  3. Mantenga esta posición durante 10 segundos.
  4. Repetir cinco veces.
  5. A medida que continúe haciendo este ejercicio, intente abrirse paso aproximadamente sosteniendo su cabeza durante 20 a 30 segundos.

2. Remedio casero

Analgésicos

Los analgésicos de venta libre pueden ayudar a reducir el dolor de cuello. Éstos incluyen:

  • aspirina
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin).
  • naproxeno sódico (Aleve).
  • acetaminofeno (Tylenol).

Los analgésicos de venta libre alivian el estrés muscular al reducir la inflamación que puede empeorar el dolor de un espasmo en el cuello. Siga las instrucciones de dosis del medicamento que opte por usar con cuidado. Algunos analgésicos de venta libre pueden ser dañinos cuando se usan en exceso.

Paquetes de hielo

El hielo se ha utilizado durante mucho tiempo como un tratamiento para aliviar el dolor. Los especialistas afirman que el hielo funciona como un analgésico a corto plazo para los músculos, especialmente cuando se utiliza repetidamente durante horas o días. Si bien las propiedades precisas para aliviar el dolor del hielo no están claras, parece que el hielo atenúa la acción del nervio, por lo que puede detener o disminuir la intensidad de los espasmos musculares, que consisten en aquellos en el hombro y la parte inferior del cuello.

Las bolsas de hielo o los cubos de hielo colocados en una bolsa nunca deben ponerse directamente sobre la piel. Más bien, ubique su bolsa de hielo o bolsa de hielo entre los pliegues de una toalla. Obtenga un máximo de 10 minutos a la vez. Puede volver a aplicar tan a menudo como una vez por hora.

3. masaje

El masaje es otro tratamiento casero eficaz a corto plazo para los espasmos de los músculos del cuello y del hombro. La presión en los músculos del cuello puede promover la relajación y aliviar el estrés, aliviando el espasmo del cuello. Un estudio de investigación de 2014 descubrió que incluso los tratamientos de masaje cortos pueden reducir significativamente el dolor de cuello.

 

 

Puede darse un masaje empujando con cuidado pero de manera segura en la parte apretada de su cuello y haciendo pequeños círculos con sus dedos. O pídale a un amigo o miembro de la familia que lo haga.

4. Otras opciones de tratamiento para los espasmos musculares en el cuello y el hombro

  • Calor húmedo : a veces, particularmente con espasmos recurrentes, el calor húmedo puede ayudar. El calor húmedo consiste en parches de calor o almohadillas térmicas húmedas que puede adquirir en muchas farmacias, un paño o toalla húmeda que se ha calentado en la secadora o una ducha caliente. No utilice calor si tiene hinchazón.
  • Tratamiento físico : su proveedor de atención médica puede sugerirle ver a un fisioterapeuta para un programa de ejercicios y otros tratamientos.
  • Inyección : Si los tratamientos anteriores no ayudan, el proveedor puede administrarle una inyección de un medicamento esteroide o un anestésico en el músculo.
  • Manejo de la tensión : los espasmos del cuello son un síntoma físico típico causado por el estrés o la ansiedad. Hable con un terapeuta, si su molestia en el cuello está asociada con la tensión provocada por problemas emocionales.

¿Qué causa el espasmo del hombro y el cuello?

Hay muchas causas posibles para los espasmos del hombro y cuello. Algunas causas comunes incluyen:

  • colocar una gran cantidad de peso en un hombro con una bolsa pesada.
  • traer algo muy pesado con uno o ambos brazos.
  • colocar el cuello en una posición no natural durante un período de tiempo prolongado, como al colocar un teléfono entre el hombro y la oreja, o mantener el cuello en una posición extraña cuando duerme.
  • La espondilosis cervical, una condición marcada por la degeneración en la columna vertebral.
  • estrés psicológico.
  • dolor de cabeza.
  • Estrés durante todo el entrenamiento.
  • Mala postura (encorvando o inclinando la cabeza).
  • deshidración.

Menos comunes, sin embargo, las principales causas de espasmos musculares en el cuello y el hombro incluyen:

  • meningitis, una infección realmente importante que causa hinchazón en el cerebro y la columna vertebral.
  • espondilitis anquilosante, una afección inflamatoria que causa la fusión de algunas vértebras en la columna vertebral.
  • distonía cervical, también conocida como tortícolis, una condición donde los músculos del cuello se contraen involuntariamente y hacen que la cabeza se tuerza hacia un lado.
  • estenosis de la columna vertebral, el estrechamiento de los espacios abiertos en la columna vertebral.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular, denominados TMJ o TMD, que afectan la mandíbula y los músculos que la rodean.
  • Lesiones por accidentes o caídas.
  • latigazo.
  • disco herniado.

Cuándo llamar a su médico

Algunas razones para el espasmo del cuello son más serias que otras. Asegúrese de llamar a su médico inmediatamente si sus síntomas no mejoran después de una semana o si la molestia en su cuello es el resultado de una lesión o caída. También debe llamar a su profesional médico si la molestia en el cuello o los espasmos lo mantienen despierto por la noche.

Si experimenta síntomas de meningitis , debe buscar atención médica de emergencia:

  • Fiebre alta, fiebre y escalofríos.
  • dolor de cabeza.
  • rigidez en el cuello.
  • Zonas moradas en la piel que parecen moretones.

Artículos relacionados:

Aliviar la tensión del cuello y los hombros 
Remedio casero para los espasmos de la espalda 
Dolor y rigidez del cuello Parte 
superior del brazo Dolor 
muscular Dolor en el brazo y el hombro Dolor en el 
lado izquierdo del cuello 
¿Cómo hacer estallar el hombro? 
Cómo fortalecer los ligamentos en el hombro

Leave a Comment