Datos importantes que debe saber sobre la artroscopia de rodilla

La artroscopia de rodilla se refiere a una técnica quirúrgica que se usa para diagnosticar y tratar problemas en la articulación de la rodilla. El procedimiento se puede utilizar para diagnosticar rótula desalineada, menisco desgarrado, ligamentos cruzados anteriores o posteriores desgarrados, cartílago suelto en la articulación de la rodilla, sinovial inflamado y fractura de la articulación de la rodilla. También se puede usar para reparar los ligamentos de la articulación de la rodilla y tratar la osteoartritis.

Procedimiento

Aquí hay algunas cosas importantes con respecto al procedimiento:

  1. Este procedimiento puede realizarse mientras el paciente está bajo anestesia local, regional o general.
  2. La inserción de solución salina en la articulación expandirá la rodilla y le dará al médico una mejor visibilidad.
  3. La artroscopia de rodilla implica hacer una pequeña incisión a través de la cual el médico insertará una pequeña cámara en la rodilla. Esta cámara se conoce como artroscopio. La vista de la cámara se proyectará en una pantalla.
  4. Si es necesario, el médico también puede insertar ciertas herramientas de cirugía mínimamente invasiva junto con la cámara y reparar el problema.
  5. Después del procedimiento, se drenará la solución salina de la articulación y los cortes se cerrarán con suturas.

Preparación para una artroscopia de rodilla

Debe informar a su médico sobre cualquier medicamento o suplemento recetado o de venta libre que esté tomando antes de planificar el procedimiento. También se le recomendará al paciente que no coma ni beba nada durante 6 a 8 horas antes del procedimiento.

Ventajas

La elección de una artroscopia de rodilla en lugar de una cirugía tradicional de rodilla abierta tiene varias ventajas. Éstas incluyen:

  1. Daño tisular reducido
  2. Curación más rápida
  3. Menos dolor
  4. Riesgo reducido de infección.
  5. Recuperación temprana y mejor rehabilitación

Riesgos

Este es un procedimiento mínimamente invasivo y tiene un menor riesgo de complicaciones que una cirugía tradicional de rodilla abierta. Sin embargo, ciertos riesgos asociados con él son:

  1. Infección
  2. Reacción alérgica a la anestesia u otros medicamentos.
  3. Rigidez de la articulación de la rodilla
  4. Daño a los ligamentos, cartílagos, vasos sanguíneos o nervios en la articulación de la rodilla

Recuperación después de una artroscopia de rodilla

Este es un procedimiento mínimamente invasivo. En la mayoría de los casos, los pacientes suelen ser enviados a casa el mismo día o hospitalizados durante 1 o 2 días, según el procedimiento quirúrgico. Los pacientes deben hacer arreglos para que una persona los ayude durante al menos un día después del procedimiento.

Habrá una cierta cantidad de hinchazón y dolor después del procedimiento. Esto se puede aliviar con analgésicos y usando una compresa de hielo en la rodilla afectada. La pierna debe mantenerse elevada para reducir el dolor y la hinchazón. También será necesario cambiar el apósito de vez en cuando. Se debe programar una cita de seguimiento de acuerdo con los consejos del médico.

El médico también sugerirá un régimen de ejercicio para la recuperación posoperatoria. Alternativamente, el médico puede recomendar someterse a fisioterapia hasta que la rodilla se recupere por completo. Estos ejercicios pueden ayudar a fortalecer los músculos y restaurar un rango completo de movimiento de la rodilla. Siempre que el paciente siga los consejos del médico, este procedimiento tiene un excelente pronóstico.

Add a Comment

Your email address will not be published.